infecciones del oído

Al sistema inmunológico y la Quiropráctica

Los problemas de columna afectan al sistema inmunológico

 

Una investigación realizada en 1989 y publicada en el número 12(4) de la prestigiosa revista científica “Journal of Physiological and Manipulative Therapeutics”, demuestra lo que los Doctores en Quiropráctica ya saben desde 1895: que el sistema nervioso controla directamente el sistema inmunológico. Por lo tanto, una interferencia en el primero puede afectar el buen funcionamiento del segundo e impedir que el cuerpo este sano. Los Quiroprácticos lo sintetizan diciendo que las subluxaciones en la columna vertebral pueden afectar negativamente la respuesta inmunológica del cuerpo porque interfieren en el eslabón de comunicación entre el sistema nervioso y el sistema inmunológico.

La Quiropráctica, precisamente, se ocupa del bienestar y la salud de cada individuo a partir del mantenimiento de un sistema nervioso libre de interferencias o subluxaciones vertebrales para que el sistema funcione al máximo de sus posibilidades. Estas interferencias se corrigen mediante los ajustes quiroprácticos sobre la columna vertebral, que ayudan a restaurar aquel eslabón de la comunicación entre los dos sistemas. La investigación viene a demostrar, pues, que el cuidado quiropráctico puede incidir favorablemente en la prevención de enfermedades de inmunodeficiencia por el efecto directo que tiene la Quiropráctica sobre el buen funcionamiento del sistema nervioso y consecuentemente sobre el sistema inmunológico.

Era conocido ya que los glóbulos blancos o linfáticos tienen un receptor de las sustancias químicas producidas por el sistema nervioso llamadas neurohormonas y neuromoduladores. Estas sustancias inhiben o estimulan la actividad de los glóbulos blancos. Pero en la reciente investigación se descubrió que no sólo el sistema nervioso produce esas sustancias químicas sino también son producidas por los glóbulos blancos (sistema inmunológico) lo que indica que éstos pueden comunicarse directamente con el sistema nervioso sin necesidad de ningún receptor.

 ¡Oferta del mes!

Primera Visita por Solo €25 AHORA, mas de 50% de descuento.

Trae a tus amigos y familiares, les haremos una primera visita

GRATIS!


CAMBIANDO VIDAS CON LA QUIROPRÁCTICA

Estamos muy orgullosos de lo que podemos lograr y hemos logrado a través de la quiropráctica. No importa cuán pequeños o grandes sean los cambios en nuestra salud. Lo que importa es que la gente recupere sus vidas. Que funcionen mejor, estén sanos y sean capaces de hacer las cosas que les gusta hacer. Hemos recibido personas que llegan en sillas de ruedas, muletas y todo tipo de otros problemas de salud, y la belleza es que si haces lo que te pedimos, mejorarás.

Testimonio del mes de Septiembre

Acudí al quiropráctico por un fuerte dolor de espalda que empezó hace unos años atrás, busqué por internet y los encontré en su pagina www.bcnquiropractic.com.

Después de los ajustes quiroprácticos me encuentro mucho mejor, he notado un cambio físico muy positivo, ahora son muy pocos los días en los que tengo dolor, puedo hacer largas caminatas, antes eso era imposible, estaba muy limitado y he podido dejar los medicamentos que tomaba para los dolores.

 Sin duda recomendaría la quiropráctica y al Dr. Colin, a mí me ha ido muy bien, estoy muy contento, emocionado y agradecido por los beneficios que me aporta.

Angel


                               

     Quiropráctica y personas mayores: más años a su vida, más vida a sus años

La Geriatría es, junto con la Pediatría, una de las especialidades a los que los programas obligatorios de preparación de los futuros doctores en Quiropráctica prestan más atención. La quiropráctica parte de la convicción, demostrada científicamente, que en general la salud y el bienestar inciden de manera directa en la mejora de la calidad de vida. Una premisa que adquiere su máxima significación cuando nos referimos, en particular, a la salud mental y física de las personas mayores.

Durante el proceso de envejecimiento las vértebras de la columna tienden a desplazarse con mayor facilidad provocando subluxaciones que bloquean los nervios y desequilibran el organismo. Aparecen o se acentúan problemas crónicos como la artritis, la osteoporosis o la diabetes. Se pierde flexibilidad y se agudizan los problemas digestivos, las varices o la depresión. No es extraño que muchos de los trastornos de salud de las personas mayores estén directamente relacionados con la columna y sus extremidades. De ahí que el cuidado quiropráctico sea vital para tratar a personas de edad ya que reduce las interferencias nerviosas permitiendo procesos de curación naturales que repercuten en una mejora sustancial de la salud, el bienestar y la capacidad vital de este colectivo. No hay que olvidar que es el sistema nervioso quien controla y regula el potencial y las capacidades del cuerpo.

Es bien sabido que un problema no se soluciona añadiendo más problemas ni más preocupaciones. Aunque podamos vivir pensando en lo que nos falta a nuestro organismo, no es menos cierto que es más recomendable valorar partes que nos funcionan y cuidarlas para ayudar al resto. No debemos querer jubilarnos de la vida. Una actitud negativa sólo volverá nuestra salud más frágil. La vida produce vida y hay tanta en cada persona que es posible activar la vitalidad de cada uno de los setenta trillones de células y aunar cuerpo, mente y espíritu.

Si queremos que estas células alcancen su máximo potencial para disfrutar al máximo todo lo que la vida nos ofrece: coger a nuestros nietos en brazos, hacer largas caminatas sin pararnos cada dos pasos para descansar, estar de buen ánimo para compartir momentos con nuestros amigos… es importante siempre estar en contacto con las capacidades vitales de nuestro cuerpo.

El potencial, controlado por el sistema nervioso, es el mismo para todos, basta con canalizarlo para permitir que las células trabajen armónicamente. Para ello es necesario que el sistema nervioso y la columna vertebral estén libres de interferencias, o lo que es lo mismo, que no tengan subluxaciones vertebrales. La siguiente cuestión es preguntarnos dónde está el eslabón, el punto de confluencia para que las células se unan, compartan y funcionen con armonía. La respuesta la hallamos en la inteligencia innata que regula y controla el sistema nervioso.

Nuestro organismo puede vivir sin un pulmón o un riñón, con más o menos dientes, o más o menos cabello, pero no puede hacerlo sin el sistema nervioso. Por ello necesitamos encontrar la manera de mejorarlo, liberándolo de subluxaciones, con ajustes quiroprácticos.

Las células no necesitan tratamientos externos, sino más eficacia y eficiencia interna. Todas las células conocen exactamente su función siempre que reciban la información correcta. El cuidado quiropráctico mejora este potencial, tal y como demuestran numerosos estudios las personas mayores aumentan su esperanza y calidad de vida. Un bienestar generalizado que permite a este colectivo practicar ejercicio con menor dificultad, recuperar autonomía personal y presencia social a la par que disminuyen la ingesta de medicamentos y los ingresos hospitalarios. La quiropráctica hace posible que las personas de la tercera edad recuperen su vitalidad y con ella las ganas de vivir más y mejor. 

¡Oferta del mes!

Trae a tus amigos y familiares, les haremos una primera visita por 25€