Elia:

Empecé con la quiropráctica gracias a un amigo me recomendó ir al quiropráctico. Por un problema

de pies, desde pequeña siempre he llevado plantillas. Hace unos 5 años me empezaron otra vez a

doler los pies, un dolor que no podía ni caminar. Estuve durante 2 años hiendoal traumatólogo y el

podólogo y entre los dos especialistas no lográbamos que me dejaran de doler los pies, este dolor se

fue subiendo hasta la rodilla y después la espalda. Llegó un momento que me dolía todo.

 

Los resultados de la quiropráctica han sido increíbles, mis dolores de espalda de pies y rodillas

fueron poco a poco disminuyendo cosa que ningún médico tradicional había conseguido. Ya no me

dolía la cabeza como antes y por las noches podía dormir mejor, poco a poco fui teniendo más

vitalidad.

-        ¿Cómo fue tu cuidado quiropráctico mientras estabas en estado?

El embarazo a pesar de ser un embarazo gemelar y de riesgo por la edad, no tuve ningún síntoma

típico de embarazo, me sentí con mucha energía durante el embarazo. No tuve nauseas, ni mareos

no tuve dolores…