LEYRE

Hacía más de 10 años que sufría de continuas migrañas y de estrés debido a mi entorno laboral.

Además de sentir sensación de angustia, mareos y no poder levantarme de la cama. El estrés me

afectaba hasta el punto de no poder mantener una conversación normal, ante algún problema,

aunque fuera mínimo porque reaccionaba alteradamente.

 

Tomaba medicación y variaba mi dieta, pero el alivio duraba solo durante los efectos de los

medicamentos. Conocí la quiropráctica y a Colin por casualidad, que me inspiró confianza desde el

primer momento.

 

De momento los dolores de cabeza no han desaparecido, pero si los fuertes mareos. Además me he

dado cuenta de que me siento más tranquila, ya no reacciono mal ni alterada ante problemas o

algunas situaciones.

 

Gracias a Colin. Es un gran profesional que inspira confianza y me hace sentir mejor conmigo misma.